En los últimos años el mundo vive una situación de crisis continua.  Ayer fue Estados Unidos, hoy es Europa.   Sin embargo crisis es también sinónimo de oportunidad.  La crisis es  siempre  de lo viejo y  sinónimo de nacimiento de algo nuevo.  Así ha sido siempre y así será ahora. 

Es en este panorama, donde  surgen y se afianzan nuevas formas de generar riqueza, nuevas instituciones, nuevas formas de relacionarse entre los hombres y el trabajo.  En esta perspectiva,  el network marketing emerge como un mecanismo propio de la nueva economía.  

En términos estrictamente económicos, l valor ya no se genera en la agricultura como decían los fisiócratas, tampoco en la industria como señalaban los clásicos, ahora la generación de la riqueza se encuentra en la distribución, que es precisamente el campo de acción del network marketing.

Pero esta nueva forma de hacer negocios,  tiene implícito valores diferentes a los del capitalismo clásico y que han servido para llenar decenas de textos de Microeconomía.

En el network marketing, alguien que desee tener éxito debe ayudar a sus socios.  Es decir, es opuesto a la clásica suma cero, que postula:  “lo que unos ganan lo pierden otros” que es intrínseco a la competencia capitalista.  En este negocio de la Tercera Ola,  ganan todos porque se basa en la fórmula del gana-gana.

En un mundo de paradojas, el viejo sueño de los socialistas utópicos de convertir la ayuda mutua y las relaciones de colaboración en el motor de la riqueza, va ganando espacio en el mismo corazón del capitalismo, lo cual explica su desarrollo e importancia actual en los países desarrollados.

En América Latina aún está en su fase inicial, y debido a que  muchas empresas iniciales desarrollaron básicamente una Red de Mercadeo de Ventas, se le identifica con un negocio fundamentalmente de “ventas”  de productos.  Sin embargo, la verdadera empresa de Network Marketing es la que desarrolla una Red de Mercadeo de Consumo.

¿Cuál es la diferencia?.  Fácil.  Una Red de Mercadeo de Ventas pone énfasis en las ventas por menor y exige a los afiliados grandes sumas para estar en condiciones de cobrar comisiones, así como para mantenerse activos.  Una Red de Mercadeo de Consumo no está interesado en convertir a sus afiliados en vendedores, sino en emprendedores y líderes que  gestionen una red de distribución como negocio propio.  En consecuencia, sólo le exige comprar productos necesarios para su consumo.

Por ello la fórmula es LA TRIPLE C:  Compra – Comparte – Cobra.    Poniéndolo en términos personales, te afilias  comprando  productos que la empresa produce (por ello el riesgo es cero, porque recuperas tu desembolso inicial en el mismo instante que te afilias) .   Como el producto es muy bueno, te convences de sus bondades y lo compartes con familiares y amigos.   De esa forma vas desarrollando una red de consumidores y luego cobras una comisión por las compras hechas por los miembros de tu red.

Ahora bien, la empresa a la que me encuentro afiliado,  paga también comisiones altísimas por las nuevas personas que integras a tu red.  Puedes ganar diariamente (además de las comisiones)  desde 40 dólares hasta 200 dólares por afiliado.  Es decir, puedes ganar un sueldo mínimo al día por desarrollar esta actividad.   Conozco historias increíbles de personas que llegaron a este negocio simplemente buscando mejoras en su salud,  sin saber que estaban ingresando a un mecanismo que les iba a cambiar la vida.  Desde profesores universitarios hasta taxistas.   

Yo puedo dar testimonio de ello.  Durante muchos años desde mi torre académica, veía con cierta soberbia a quienes se dedicaban a los  negocios mundanos.  Y colegas más orientados a los negocios,  soñaban con tener sus propios emprendimientos, a fin de no depender de un sueldo o de las horas asignadas por un Decano o Rector, por lo que  siempre tenían en mente un “negocio de exportación”.  

Sin embargo en vez de sueño era una ilusión que no se convirtió en realidad, por dos simples razones: se necesita un gran capital para ello y profesionales que han sido empleados o profesores por décadas, no pueden convertirse en exitosos empresarios de un día para otro.  Además del problema del dinero, se requiere un conjunto de valores y actitudes que sólo se adquieren en el terreno y no en las aulas.

En mi caso, después de haber desechado Redes de Mercadeo de Ventas que te exigían ponerte grandes pins en el pecho y caminar por las calles buscando compradores, y  también desenmascarado a  Sistemas Piramidales disfrazados de Redes de Mercadeo (lobos disfrazados de ovejas),  encontré gracias a un amigo médico  un sistema genuino y diría casi único de Red de Mercadeo de Consumo.

Me quedé sorprendido por los efectos que su producto logró en mi salud y en la de mis padres.   Y aún cuando no me hubiera involucrado en el Mercadeo en Red, simplemente como miles de peruanos, estaría consumiendo este producto que es el mejor regalo de la naturaleza.

Como se distribuía en Mercadeo en Red y tenía la cultura necesaria me involucré, y ahora lo vengo desarrollando a tiempo parcial.  Es mi opción,  porque antes que Interbank difundiera esta frase,  siempre valoré el tiempo más que el  dinero.  Y en vez de acumular, simplemente traté de tener el dinero suficiente para hacer lo que quisiera hacer.  Y ahora la red de Mercadeo de Consumo me da el flujo pasivo para ello. 

A manera de ejemplo, señalaré que recientemente fui al Cusco para participar de las fiestas del Qoyllur Ritti y el Corpus Cristhi (hacer clic aquí).  Estuve ausente de Lima por una semana.  ¿Dejé de ganar y cobrar?  No, porque mi red simplemente siguió funcionando independientemente de lo que hiciera.

De eso se trata, estimados lectores que han llegado hasta estas líneas.  De construir sistemas que te generen ingresos independientemente de lo que hagas.  Para ello debes primero … construir la red.  Y para ello lo primero es … afiliarte.  Pero para ello,  lo primero es  contar con información cuyo desconocimiento, te puede estar costando el cambio de vida que estás buscando.

Yo estoy dispuesto a darte esa información sin ningún compromiso ni costo.  No soy filántropo.   Simplemente devuelvo al Universo lo que me dio.  Me dio la oportunidad de conocer este negocio a través de un amigo y estoy dispuesto a proporcionarlo a todo aquel que esté buscando ingresos inteligentes.  Pero también van mis palabras a los que son pobres de tiempo.  Si, por que hay quienes tienen altos ingresos, pero trabajan desde las 7 a.m. hasta las 10 p.m.  Son los que ven crecer sus hijos por el celular.

Igualmente estoy dispuesto a ayudar a los que están participando en esta industria, pero que se sienten frustrados por no tener los resultados esperados.  A ellos les ofrezco mi colaboración irrestricta y el apoyo de socios de mi red.   En este negocio no sólo es importante la voluntad del afiliado sino también la capacitación y el apoyo de equipo.

Si deseas recibir información y estás en Perú escríbeme a luisraul51@yahoo.es y gustosamente te presentaré mi libro y responderé tus inquietudes.  Si decides afiliarte,  incluso te regalaré mi libro como parte de tu capacitación .   Si estás en Colombia igualmente te presentaré a socios que tengo en ese país y que forman parte de mi red.  Próximamente desarrollaré mi red en Ecuador, México y Estados Unidos. Ahora si estás en otro país americano te invito  también a  escribirme planteando preguntas concretas que ofrezco responderte. 

Recuerda que si deseas tener algo que nunca tuviste, tendrás que hacer algo que nunca hiciste.

  1. Luís Raúl, definitivamente un tema muy interesante y muy explicito para quienes desean entender rápidamente como se apalanca tiempo y dinero en estos tiempos de globalización.

    Bien tan solo deseo contribuir con unas líneas, a fin de ilustrar, el titulo del artículo, ¿SE PUEDE GANAR TIEMPO Y DINDERO?

    A mi concepto la clave de todo es el APALANCAMIENTO y recuerdo cuando Arquímedes dijo en el siglo II a.c.: DAME UN PUNTO DE APOYO Y MOVERE AL MUNDO, esto es muy cierto mas aún cuando usas el Sistema del Network Marketing como punto de apoyo, a la empresa de Network Marketing de Consumo como palanca y a toda tu red como fuerza.

    Y retomo las palabras de Robert kiyosaki cuando menciona el DOP y el TOP, que significa Tiempo de otras personas y Dinero de otras personas.
    Verán que no somos ajenos a eso en un plano cotidiano, cuando los padres de familia salen a trabajar y dejan a la nana o la asistenta del hogar al cuidado de los hijos o de las obligaciones del hogar, aquí hay un claro ejemplo de compra de tiempo, tiempo que los padres usan para generar dinero a través de su esfuerzo físico-mental, ahora este sistema particular funciona cuando los padres o el padre genera mayores ingresos que la paga mensual de las nanas o de las empleadas del hogar… cuantas familias al no poder conseguir esto se apoyan en los familiares directos como abuelas o tíos en ambos casos estamos comprando tiempo ya sea pagando a las nanas o empleadas o quedando muy comprometidos o en deuda con el familiar que nos apoya, pues cada caso tiene un costo distinto. El pequeño problema que estamos solos en la batalla.
    En el Network Marketing se aplican con mucha eficacia y eficiencia estos conceptos ya que la red que uno genera se vuelve autónoma y ese tiempo (TOP) empleado de tu red te genera ingresos pasivos al igual que la inversión que ellos asumen (DOP) te genera directamente ingresos pasivos. Por lo que el Network Marketing es un sistema donde el apalancamiento es la base para conseguir la liberta financiera que tanto anhelamos usando el dinero de otras personas y tiempo de otras personas, pero sin descuidar que ellos también apalanquen tiempo y dinero y lleguen a obtener la libertad que buscan.
    Entonces si podemos GANAR TIEMPO Y DINERO!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>