Amable lector:  Si Ud. ingresa por primera vez a este blog, le sugiero leer mi primer post, para lo cual haga click aquí : ¿Por qué cuadrante derecho?

Continuando con el artículo anterior,  señalamos otros errores frecuentes que comete el flamante networker en su primer año:

Tercero: Compartir el entusiasmo con los demás, antes de estar preparados y entrenados.  Por lo general son sus familiares directos, sus amigos del alma, su cónyugue si es el caso.   Pero es aquí cuando surge el problema:  como ellos lo estiman y quieren para él  lo mejor,  tratarán de disuadirlo a que abandone y no faltarán incluso los que se burlen.  Lo hacen de buena fé, pero con ignorancia  del tema.

Y esta situación es totalmente comprensible,  pues al decidirse entrar al cuadrante derecho él ha cambiado,  pero el mundo sigue siendo el mismo, por lo que ahora está rodeado de personas que están en el cuadrante izquierdo, y que tienen en la mente los valores y convicciones propias de una Sociedad Industrial que va quedando obsoleta, pues va cediendo paso a la Sociedad basada en  la Información y el conocimiento.

El riesgo en este caso es que el flamante networker tome el rechazo como algo personal, y empiece a cuestionarse si está haciendo bien las cosas.  Como dicen los maestros de la industria, si una persona no ingresa al negocio, simplemente es porque aún no es su tiempo, no está preparado o quizás nunca lo esté.   Pero no es un problema del networker.  Esto lo debe tener bien claro, pues de lo contrario se paralizará,  dejará el negocio y por lo tanto abandonará sus sueños. 

Cuarto: Corretear a amigos y familiares.  Este es también un error frecuente y que es continuación del anterior. Una vez inscrito, el flamante networker tratará de afiliar a sus familiares y mejores amigos.  Esto es normal y es bueno que así sea.  Sin embargo los problemas empiezan cuando sufre el rechazo y/o objecciones de alguno de ellos.    Entonces una alternativa errónea es tratar de convencerlo, lo cual toma tiempo.  Esta tarea puede costarle semanas e incluso  meses y es desgastante para el networker, porque hay un recurso valioso que una vez perdido no se recupera: el tiempo.

Mark Yarnell describe magistralmente su experiencia al particular:  “Puedo convencer intelectualmente a una persona que asociarse a mi compañía es una sabia decisión, pero si esa persona no cree que pueda trinfar en mi negocio, o si no cree en sí mismo y en mi capacidad de aprender y crecer, todos mis hechos y estadísticas son inútiles. No se asociará a mi compañía y, si lo hace, no hará nada despues de haberse asociado” (“Su primer años en el network marketing,  pag. 150).  Es decir es una victoria pírrica.

En consecuencia, se debe hacer la presentación al entorno íntimo cuando se esté minimamente preparado para ello.   Pero si no tienen  entusiasmo y por el contrario muestran incredulidad, el networker  simplemente debe olvidarse de ellos por el momento.  No debe perder el tiempo, e inmediatamente debe pasar a prospectar a otras personas.  Alrededor de él encontrará personas que tendrán una mejor actitud para el network marketing.

Con el tiempo ellos verán su éxito y se acercarán a Ud. con otra actitud.  Eso significa que ha llegado su momento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>