Para tener independencia financiera no es indispensable ser millonario.

La diferencia radica en que la riqueza es un concepto stock mientras que la independencia financiera está asociada al concepto flujo.

Aclaremos con un ejemplo.  Una persona se convierte en millonario al ganar la lotería, porque gana un stock de dinero.  La historia reconoce sin embargo que quienes ganaron las más grandes loterías del mundo, a los pocos años perdieron lo ganado e incluso terminaron peor que antes de ganar la lotería.

Ahora veamos el concepto flujo.  Una persona que tiene un gasto total mensual de 2,000 dólares tiene independencia financiera, si tiene ingresos pasivos por 2,000 dólares mensuales. 

Los ingresos pasivos son los que se obtienen casi en forma automática, sin requerir el desgaste de energías físicas y mentales para obtenerlos.  No se obtiene del trabajo sino son generados por Activos. 

Y esta es la principal diferencia entre ricos y  pobres.  Los ricos acumulan activos como negocios, valores, propiedades, etc. que les genera ingresos pasivos, mientras que los pobres por carecer de éstos, tienen que trabajar obligatoriamente para obtener ingresos activos.  Esta división se mantendrá al infinito en la medida que los pobres no trabajen por activos.

De modo que cualquier persona que logre alcanzar la ecuación:

Gastos  de Vida   =   Ingresos Pasivos, habrá alcanzado la libertad financiera, pues tendrá autonomía financiera y será dueño de su vida.

Debemos aclarar que el cuadrante de los empleados también tiene ingreso pasivo.  En efecto, después de trabajar 40 años, el empleado se jubila, lo que significa que obtiene ingresos pasivos, pues ya no requiere continuar trabajando para tener ingresos.

Sin embargo todos saben que este tipo de ingreso pasivo no crece y que por el contrario está expuesto a  riesgos de inflación y devaluación, por lo que muchos jubilados terminan arruinados a los pocos años de jubilarse.

Los ingresos pasivos sin embargo no caen del cielo.  No hay loterías de ingreso pasivo.  Hay que generarlos.  Y se generan construyendo activos, para lo cual hay que trabajar un número determinado de años.

¿Nota la diferencia?  Si  Ud, trabaja por ingresos activos tendrá que trabajar de por vida pues si no lo hace no recibe ingresos.  Si Ud. trabaja construyendo activos, llegará el momento que ellos le generarán los ingresos pasivos que requiere para cubrir sus gastos.

Por este motivo el mercadeo en red es un poderoso mecanismo de libertad financiera, porque la persona que se involucra en esta actividad, en base a persistencia y otras actitudes que hemos descrito en artículos anteriores, crea en pocos años una organización que le provee de ingresos pasivos para toda la vida.  Y lo que es mejor aún, la organización cobra vida independiente y crece incluso ya al margen de su creador, lo cual significa que los ingresos a lo largo del tiempo  no son fijos sino crecientes.

Por ello defina cual es el monto que necesita para cubrir sus gastos de vida y trabaje unos años para generar los ingresos pasivos que le darán libertad financiera. 

Eso sí, permítame que le reitere una recomendación: tiene que elegir bien la compañía. 

Nada sería más dramático que se involucre en una compañía que después de unos años desaparezca del mercado, dejándolo a Ud. con sus sueños destruidos.

En definitiva, la disyuntiva no es trabajar o no trabajar, sino cómo trabajar y con que compañía hacerlo.

Si desea mayor información, escribame al e-mail:  luisraul51@yahoo.es.  Le mostraré un camino probado para alcanzar la tan ansiada libertad financiera.