Actualmente el problema central que agobia el mundo es la pérdida de empleos, que afecta a quienes siempre se han ubicado en el cuadrante izquierdo, trabajando en empresas que han sido creadas por personas que se desarrollan en el cuadrante derecho (para entender el tema de los cuadrantes hacer clik aquí).

En Estados Unidos, desde el inicio de la recesión se han perdido ya 6 millones de puestos de trabajo.  La tasa de desempleo es 9.4% y se avizora que se pasará el 10% en este año, es decir se acerca a tasas propias de países subdesarrollados. 

Sin embargo esta pérdida de empleos por la crisis, es sólo un aspecto coyuntural de un cambio estructural más profundo que afecta actualmente a la economía mundial.  En efecto, con crisis o sin crisis, el sistema económico mundial se encamina a un modelo económico donde definitivamente se avizora la muerte del empleo.  Muerte en el sentido metafórico de pérdida de protagonismo y de forma de generar ingresos.

El empleo tal como lo conocemos  (trabajo a cambio de salario, en un horario fijo en la entrada y abierto en la salida) no ha existido desde siempre … es un invento de la sociedad industrial.   Cuando la base de la economía era el campo, los campesinos no conocían el empleo aunque trabajaban mucho.

Como señala Toffler con el advenimiento de la Segunda Ola (la Industrial) el trabajo pasó del exterior al interior, con horarios que ya no se regían por la salida y la puesta del sol, sino por el reloj de entrada, y los pagos empezaron a hacerse por hora trabajada. 

Ahora el mundo se encamina a la superación de la Ola industrial y marcha a un futuro basado en el conocimiento.  Esto implica que habrá “trabajo” pero menos “empleo”.

Siempre que el futuro nos alcanza, miramos el pasado con nostalgia.  Pero la verdad es que como dice Charles King (“Los Nuevos Profesionales, Time & Money Network Editions 2005 ) el mundo del trabajo está cambiando y nunca volverá a ser el mismo.

El viejo modelo mediante el cual se cambia cuarenta años de tiempo, talento y devoción singular a una compañía o profesión a cambio de un ingreso seguro y en constante crecimiento, reconocimiento de sus pares y lealtad del empleador ha sido destruido.  Y no será rearmado.

Ante empresas como las japonesas que ya han traído el futuro al presente, al tener 2,000 accionistas pero 1 solo trabajador (un ingeniero que controla los mandos), ante empresas que terciarizan todo lo que pueden terciarizar, ante fusiones que conllevan inevitablemente el despido de trabajadores, es inevitable que los millones de trabajadores de los países desarrollados y en desarrollo sientan aprehensión y miedo de cara al futuro.

Pero eso ha sido siempre el libreto de la historia.  Cuando el capitalismo llegó a Inglaterra, las fábricas con sus telares representaron la ruina de tejedores artesanales.   El desarrollo tecnológico destruye lo anterior y crea nuevas condiciones.

En los tiempos que se avecina, la palabra trabajo nuevamente volverá a sus orígenes.  Los trabajadores del futuro ya no irán todas las mañanas a marcar tarjeta, sentarse en su escritorio, alternar con sus compañeros ante la atenta mirada del jefe que detrás de las lunas de su despacho los contempla, mientras toma el café preparado por la secretaria.

Si se adaptan a las nuevas condiciones, el trabajador del futuro abandonará la prisión del cuadrante izquierdo y abrirá las puertas del cuadrante derecho. 

Adoptarán un enfoque diversificado en su quehacer cotidiano.  Sus ingresos ya no provendrán exclusivamente de un sueldo o salario, sino que provendrán de inversiones diversificadas en la bolsa de valores, de commodities y futuros, alternados con negocios en casa donde el nework marketing tendrá un papel especial, además de contratos de consultoría específicos, enseñanza, ingresos por ventas de publicidad en blogs, páginas webb, ventas por internet en general, etc.

Es previsible también que los empleos o contratos con buenos ingresos estén reservados para las nuevas profesiones, que surgirán como resultado natural de los avances de la ciencia y la tecnología.   Como señala Toffler florecerán nuevas especialidades como el “asesor de análisis de contenciones de metalurgia y averías” o el horticultor poscosecha” . 

Otros profesionales provendrán de los avances en campos tan diversos como los polímeros conductores, los materiales compuestos, la energía, la medicina, la microdinámica de los fluidos, la clonación, la química supramolecular, la óptica, la investigación sobre la memoria, la nanotecnología, entre otros muchos.    

Sin embargo, el nuevo mundo del trabajo traerá ventajas.  La figura del padre que sale temprano de casa a trabajar y regresa cansado casi de noche a mirar lo último de la programación televisiva antes de dormir, será remplazado por un  padre que a través de actividades independientes como el network marketing, puede generar ingresos trabajando en casa con su familia ya sea a tiempo parcial o a tiempo completo, según sean sus posibilidades y alternativas.

Los ingresos ya no serán fijos como los sueldos sino variables de acuerdo a su desempeño.  Aunque suene una tautología cuanto mas se trabaje más se ganará, con el ingrediente que como el network marketing usa el apalancamiento (lea sobre apalancamiento haciendo clik aquí) , sus esfuerzos se potenciarán con la labor de su organización.

La realidad del mundo cambiará.  Para mejor o para peor.  Eso depende de la perspectiva de cada uno.  Definitivamente los que quieran aferrarse a un empleo tradicional con las profesiones actuales, no tienen motivos para alegrarse.  Los que valoran el tiempo libre y están dispuestos a abandonar lo viejo para asumir lo nuevo, tienen un mundo nuevo por conquistar.

  1. Pues es sorprendente todo lo que nos ha podido ayudar nuestro colega Economista Luis Raúl Palomino a través de su cuadrante derecho. Confieso que no sabía gran cosa de esto pues mayormente me he desempeñado en el cuadrante E. Sin embargo, las crisis de empleo no han sido escasas durante la vida profesional y es en esas fases críticas cuando la reflexión nos hace ver que este congelamiento no es lo más recomendable y más bien el salto al lado derecho es algo que definitivamente debemos dar.
    Gracias colega y felicitaciones por haber dedicado tanto a este cuaderno
    Afectuosamente
    Econ. César Bedón Rocha

  2. Luis,

    ¿Qué más puedo decirte si soy un fiel lector de tus artículos?

    Sólo agradecerte por el tiempo que le dedicas a este blog con información de calidad, sólo resaltar las necesidad de adaptación al cambio que debemos desarrollar todos los que deseamos mejores niveles y calidad de vida.

    Un abrazo,

    Lucho.

  3. MUY BUEN ARTICULO ESTOS HOMBRES ALVIN , ROBERT, DONALD TRUMP CHARLES LO HAN CONFIRMADO Y LO RECALCAN CADA VEZ MAS EN SUS LIBROS EL EMPLEO ES ALGO DEL PASADO Y PAULATINAMENTE AVANZARA MAS Y MAS! ESTA DISMINUCION DE LA TASA DE PUESTOS DE TRABAJO ES IMPARABLE.
    TODOS ESOS NIÑOS QUE HAN NACIDO DESDE LOS 90 EN ADELANTE DICHO Y ESCRITO POR KIYOSAKI :ESOS NIÑOS QUE SE LEVANTARON Y SE SIGUEN LEVANTANDO ENTRE JUEGOS ELECTRONICOS Y SUMERGIDOS EN LA WEB DESDE SUS TRINCHERAS, SERAN LOS CREADORES Y DUEÑOS DE LOS PROGRAMAS QUE VALDRAN MILES DE MILLONES DE DOLARES….YA QUE EL MERCADO DEL FUTURO, NO SE BASARA EN EL QUE CREE EL MEJOR PRODUCTO O SERVICIO SINO! EL QUE MEJOR CREE EL SISTEMA PARA HACER LLEGAR DICHOS SERVICIOS Y PRODUCTOS A TRAVES DE LA WEB.

  4. Pat,o risco dos mitos do tipo Twittosfera e9 acreditarmos que e9 a fremarenta que nos une, quando, na verdade, ela foi apenas um motivo. Por isso, coloquei no tedtulo a iluse3o, que e9 um pouco esse nosso encantamento permanente com a tecnologia, em detrimento do que acontece entre as pessoas.O Twitter possibilitou que uma lateancia que existia, ne3o ainda possivel em outros ambientes, pudesse fluir e ne3o o contre1rio.Sim, eu sei que tem motoqueiros que se3o tarados pelas Harleys e andam com elas por ai, mas tudo e9 motivo para se encontrarem, as motos potencializa e os tira do arme1rio.Viva o Twitter Mas ne3o me falem de Twittosfera.

  5. El articulo es impactante y preocupante a las nuevas generaciones. Tienen que hacer ajustes en sus pradignas laborales y económicos. Les espera un futuro muy incierto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>