viv2 2011 044

Desde que nacemos la sociedad nos va llenando la mente de ideas a través de la familia, la escuela, el sentido común, etc.  Muchos son conocimientos necesarios y positivos para nuestro crecimiento.  Pero nada es estático, sino cambiante.   Por ello, ideas que pudieron ser buenas en un momento dado, ya no lo son en un momento posterior.  Por ello, llega el momento en  que ya no es tan importante aprender sino … desaprender para avanzar.

En los  “VISIONARIOS”, constantemente estamos en el proceso de desaprender para aprender.  Desaprender, desechar el conocimiento obsoleto para ocuparlo con ideas nuevas, revolucionarias acordes con los tiempos que vivimos.  No hacemos lo que hace la mayoría, hacemos cosas diferentes para tener resultados diferentes.  Ocurre algo parecido al cuento que escuché en uno de mis viajes y que les comparto a continuación.

Era una ciudad de pozos que tenían vida y podían comunicarse.  La verdad imperante en ese mundo, era que el pozo que tuviera más cosas en su interior era el mejor.  Por ello, parecía lógico que todos trataran de llenarse con todo tipo de objetos.  Pero llegó un momento en que todos los pozos se llenaron hasta el borde, al extremo que ya no pudieron incorporar nada más.

¿Qué hacer? se preguntaron los pozos.  A alguien se le ocurrió que una forma de solucionar el problema era ensanchándose, pues así podrían caber más cosas.  La idea fue aceptada y empezó una carrera febril de  ensanchamiento.

Un pequeño pozo alejado de la ciudad, observaba este proceso y pensaba que si los demás pozos continuaban ensanchándose, pronto se juntarían sus bordes, al punto que cada uno de ellos perdería su identidad.  Por ello, y porque tenía una alta estima personal, concluyó que otra forma de aumentar su capacidad era creciendo pero … en profundidad.  Ser más profundo que ancho.

Y de la idea pasó a la acción.  Pero reparó que tenía demasiadas cosas que le impedían avanzar en su proyecto, y por ello comenzó a vaciar su contenido.  Más ligero el pozo empezó a ganar profundidad, mientras que los demás pozos tradicionales gozosos se apoderaban de las cosas que él iba descartando.

Un día el pozo de nuestra historia tuvo una sorpresa: al fondo encontró agua.  Feliz  empezó a jugar con ella, al comienzo humedeciendo las paredes, luego salpicando los bordes y finalmente sacando agua.  El agua hizo el milagro: la tierra revitalizada por el líquido de la vida,  empezó a despertar y rápidamente se convirtió en un oasis.

Al ver semejante maravilla, todos le preguntaron ¿Como hiciste ese milagro?  Y el pozo contestaba:  Sólo busqué en la profundidad.  Muchos trataron de imitarlo,  pero cuando se dieron cuenta que debían vaciarse … renunciaron.  Y siguieron ensanchándose llenándose de cosas que habían servido en el pasado, pero que ahora ya no servían.

Sin embargo en el otro lado de la ciudad había también otro pozo joven, que decidió correr el riesgo de hacer algo diferente a lo que hacía la mayoría.  Empezó a vaciarse y ganar profundidad. Y también llegó al agua …

El pozo se puso contento y empezó a sacar agua y dio vida a un segundo oasis al otro lado del pueblo.  Los otros pozos decían : ¡Pronto se le acabará el agua!

Pero unos meses después, los dos pozos innovadores descubrieron que el agua que habían encontrado tenía una misma fuente.  Si, provenían de un rio subterráneo que cruzaba toda la ciudad, y al que tenían acceso sólo los que decidieran deshacerse de cosas y ganar profundidad.

Se dieron cuenta que se les abría un futuro de prosperidad y abundancia, pues el agua nunca se secaría.  Habían descubierto un flujo que siempre los alimentaría.  Fueron a compartir su conocimiento a los demás pozos, pero ellos a pesar de las evidencias se mantuvieron  escépticos y muchos ni siquiera prestaron atención pues estaban muy ocupados ensanchándose con más cosas y cosas que en algún tiempo tuvieron valor, pero que ahora ya no los tenían.

Pero algunos de ellos, especialmente los que aún no estaban muy llenos, se dieron la oportunidad, tuvieron el valor de vaciarse, ganar profundidad y como era de esperarse encontraron al igual que los primeros pozos, el flujo que corría bajo sus estructuras.

Cuando ya fueron varios, los pozos innovadores, decidieron compartir experiencias y tratar de ayudar a los demás y formaron un equipo. “LOS POZOS VISIONARIOS”.

Nuetro equipo “VISIONARIOS” está conformado por profesionales y no profesionales de varios países dispuestos a desaprender y aprender la nueva profesión del futuro.   Nosotros enseñamos a quieres quieran unirse a nosotros, a generar riqueza de manera inteligente, y para ello trabajamos con la empresa de Network Marketging de mayor crecimiento en los últimos años y que está rompiendo esquemas en más de 70 países y … recien empieza en América.

Nuestra visión es “Ayudar a que cada día más personas emprendan el camino hacia la obtención de su propia LIBERTAD FINANCIERA”.  Es decir ayudamos a que las personas profundicen en su propio ser, se deshagan de paradigmas que tuvieron validez en décadas pasadas, pero que ahora son obsoletos y trabas para su propio desarrollo.
Si compartes nuestra VISION y tienes sueños y metas personales, eres bienvenido a formar parte del “EQUIPO VISIONARIOS”.  Si radicas en Perú, México, Estados Unidos, Colombia, Puerto Rico, República Dominicana, El Salvador, Canadá y a partir de Octubre … ECUADOR (país que se integra a la red), envíame un mail a : construyared@gmail.com y te daré la información necesaria y luego sí así lo estimas conveniente  haremos las coordinaciones del caso para tu incorporación.

Si compartes nuestra VISIÓN y tienes claras tus metas personales, eres bienvenido a formar parte del EQUIPO VISIONARIOS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>