DSCF2462

¿Cuanto dinero es necesario para obtener libertad financiera?  La respuesta es compleja y sencilla al mismo tiempo.  Es compleja, porque generalmente se asume que sólo lo logran los que son  ricos o millonarios,  y tienen grandes sumas de dinero en los Bancos.

Esto es pensar en términos absolutos,  de stock, de volumen.  Y ello no necesariamente es cierto, porque alguien puede llegar a tener un millón, dos millones de dólares al ganar una lotería, y sin embargo esto no garantiza de por sí, la libertad financiera.

Una persona de mentalidad pobre que gana una lotería, lo más probable es que al cabo de un tiempo vuelva a su situación inicial, debido a su falta de educación financiera que no le permite manejar adecuadamente esa cantidad de dinero.  Ojo, que ésta no es una suposición antojadiza, sin lo que revelann las estadísticas reales sobre estos casos.

Lo que debe quedar claro es que la libertad financiera no es resultado de un stock de dinero, sino de un flujo.  Esta es la clave, y a pesar de ser economista, debo confesar que entendí esto luego de décadas de ejercicio de la profesión y la docencia.  La razón es muy simple: en ningún libro de Economía, Administración, Marketing, Finanzas tradicional se  encuentra este concepto, pues ellas  están diseñadas para formar profesionales que busquen un empleo y no a  conseguir  independencia financiera.  Sencillamente el sistema funciona así, y el sistema educativo es funcional al sistema.  Por ello, en cierto sentido, los que buscamos la libertad financiera somos … antisistema.

En definitiva, si una persona consigue forjarse un activo que mensualmente le  provea de un flujo de dinero, que le permita vivir como quiere vivir, entonces habrá logrado la ansiada libertad financiera, aunque en su cuenta bancaria no haya millones, ni se le conciba como “rico” en la forma tradicional.

Por ello propongo esta definición sencilla de libertad financiera:  “hacer lo que quieras hacer”  “con las personas que más quieras o elijas”.   Como se darán cuenta, esto es inalcanzable para la mayoría de personas que se encuentran en el cuadrante izquierdo, pues para tener el dinero que requieren para sus gastos familiares, tienen que trabajar como empleados o autoempleados, ocho, diez e incluso doce horas.  Obtienen ingresos cambiando tiempo por dinero y no conocen otra forma de conseguir las dichosas papeletas, que tienen la magia de transformarse en cualquier cosa que desee su poseedor.

Hay quienes tienen más éxito que los demás y ganan grandes sumas trabajando aquí y allá, pero no tienen tiempo para “hacer lo que quieren hacer”  ni menos pasar tiempo con sus seres más queridos.

¿A cuanto debe ascender el flujo de dinero para obtener  libertad financiera?.  Depende.  Cada persona es un caso diferente.  Un hombre soltero requerirá un flujo mensual menor al de otro casado con dos hijos, o cuatro hijos.  Una persona con padres de tercera edad, requerirá de mayor flujo que alguien que no los tenga.  Y así sucesivamente.

La belleza del network marketing es que pone al alcance de cualquier persona, la posibilidad de obtener la libertad financiera.  No necesita tener un gran capital inicial, pero si una voluntad férrea, tener ansias de logros, y una determinación de no abandonar su emprendimiento hasta lograr su objetivo.

Si ud. amable lector desea incursionar en esta aventura emprendedora, y ganar un verdadero premio grande, entonces le sugiero dedicar un tiempo para estudiar y elegir adecuadamente el producto, la compañia y también a la persona que lo va a acompañar.  Porque como dice el subtítulo de mi libro, esta actividad es para “quienes deseen aumentar sus ingresos ayudando a los demás” ( click aquí).

Sobre las caracterísrticas que debe tener el producto,  ya he escrito sobre el particular en este blog.  Si aún  no lo ha leído, le sugiero que haga click aquí.  Para conocer los estándares mínimos que debe tener una compañía, y entiendo por compañía adecuada a la de mercadeo en red de consumo y no de ventas,  lea un post anterior, haciendo click aquí.

Finalmente le recomiendo poner atención en la persona que aspira a ser su patrocinador.  Muchos seudonetworker se dedican a afiliar, teniendo  como motivación el bono que algunas compañías pagan por patrocinio.  Por ello actúan con sicología de vendedor, es decir una vez que cierran la venta u operación, abandonan al inscrito y se dedican a buscar otro prospecto que le brinde un nuevo bono.

A Ud.  no le conviene un “llanero solitario”.   Si  es de Perú, Colombia, México, Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Canadá y próximamente Ecuador, Bolivia, Chile Argentina, entonces debe saber que detrás este blog hay un equipo que lo espera.  Escríbanos a construyared@gmail.com .  Si Ud. tiene la firme determinación y ganas de construir un futuro diferente, dé el primer paso.  Cada uno de nosotros recuerda con cariño ese momento de determinación.  Lo esperamos.